Translate

domingo, 12 de junio de 2016

El Segundo Ovalo de Pardo

Capítulo V.

Los eventos paranormales cerca del ocaso

5. El Segundo Ovalo de Pardo

Ovalo Moraes Barros - Distrito de Miraflores


Las actuales calles Dos de Mayo y Enrique Palacios aún mantienen hermosas residencias construidas a inicios del siglo XX. Fue en una de esas calles que la cruza en que sucedieron estos extraños eventos.

Hacia el año 1930, una familia decidió construir su hogar a la altura del segundo ovalo de la Alameda Pardo, hacia una de las mencionadas calles. Los propietarios diseñaron la arquitectura así como las áreas para los jardines con muchas plantas y flores para que rodearan el predio.


Ovalo Moraes Barros - Distrito de Miraflores  - fotografía obtenida del internet



Mientras excavaban el terreno para construir un semisótano descubrieron los restos mortales de un oficial vestido con uniforme chileno, parece que debido a que el cadáver se encontraba muy cerca de un antiguo canal de regadío, la estructura ósea estaba prácticamente perfecta.

El personal de construcción decidió  reportarlo al propietario, quien no deseaba mirar a nada ni nadie, y sugirió que sean ellos los que decidan qué hacer con esos restos, sin embargo su hijo menor, quien recordaba esa frase negativa del padre, y por esa época tenía 14 años, si deseó verlo, asustándose inicialmente, pero como quería tener algún recuerdo, le solicito a los obreros que lo ayudaran a recoger algunos botones, rangos y medallas, para enseñárselos a sus amigos. El maestro de obra, previa limpieza con alcohol o bencina, se los entregó al joven.

Transcurrieron los años, y el tema se olvidó, hasta que uno de los nietos del propietario de la casa, quien fue el que me relató la historia, siendo él un niño, su familia fue a visitar a sus abuelos y observó algo extraño en el jardín, al acercarse comprobó que era un hombre parado de costado, el cual de pronto desapareció. Ello le asustó, y fue a preguntar al personal de servicio, sobre quién era ese señor vestido con algo parecido a un uniforme, apoyado sobre un objeto, algo similar a una muleta y que de pronto desaparece, pero nadie le respondió.


calle 2 de Mayo - Distrito de Miraflores


El relator recuerda, que esa primera visión fue hacia finales de los años 1950, a pocos días de iniciar las clases en un colegio del distrito, que quedaba muy cerca de la casa de su abuelo. En aquella época los colegios funcionaban en dos turnos,  mañana y tarde, por eso a medio día, solía ir a almorzar a la casa de su abuelo, por ello, para él, esas visiones fueron recurrentes, pero evitó comentárselo a alguien de la familia. A principios de 1970, siendo  adolescente, él y su familia se mudaron a la casa del abuelo.

Al relator le asignaron una de las habitaciones del segundo piso, desde una de sus ventanas podía ver al sujeto parado en el jardín, el cual aparentemente nadie más veía.

Una tarde, el hermano de su padre, coleccionista de objetos antiguos, visitó su antiguo hogar, y ante la inquietud de su sobrino sobre aquella extraña visión, decidió mostrarles los “recuerdos” obtenidos del uniforme del soldado, objetos que aún permanecen en la casa paterna, ubicados en un cuarto construido en el tercer piso, donde se colocaban algunos enseres en desuso.

Ello aumento el interés del relator. Una tarde mientras estaba parado supuestamente cerca al sujeto, pero al lado del jardinero, realizó un comentario sobre el cuerpo encontrado en la zona, la respuesta del jardinero fue que su ayudante, un anciano que laboraba eventualmente con él, sobre todo para recoger la maleza, hablaba sobre el soldado parado en el jardín, el cual aparecía y desaparecía, pero que eso era casi normal en muchas casas antiguas del distrito de Miraflores, Barranco y Surquillo, que era la zona donde trabajaba, pero el asunto es no hacerles caso.

El relator se lo comentó a otros miembros de su familia, pero ninguno de ellos ni el tío coleccionista se habían preocupado en investigar sobre quien fue ese extraño, ni de los irregulares sucesos.

En el año 1976, el relator contrajo matrimonio y dejó el hogar, regresó eventualmente a dicha casa pero evitó todo comentario y hasta de mirar hacia el jardín.


Alameda Pardo  - Distrito de Miraflores  - fotografía obtenida del internet


No hay comentarios:

Publicar un comentario